Laminación de perfiles

        En 1,990 comienza a operar la planta de laminación de perfiles en las instalaciones de Aceros de Guatemala, en la zona 12. Y, después de 23 años de arduo trabajo de producción de acero, cierra sus operaciones para dar vida a la evolución del proceso de fabricación de perfiles en una planta mucho más moderna y automatizada en el Parque Industrial  Sidegua, de Escuintla.

        La nueva planta empieza a producir perfiles en 2,013. Utiliza como materia prima la palanquilla de acero al carbono, cuyas dimensiones son 130 mm x 130 mm de sección x 6 metros de largo. El proceso principia en el horno de recalentamiento, que dispone de la capacidad para contener 151 palanquillas y evacuar 50 cada hora (40 t/hora). El horno de empuje tiene extracción lateral y funciona con base a bunker C (aceite combustible de bajo costo, derivado del petróleo). Su función principal es el recalentamiento de la palanquilla de forma controlada, en sus tres etapas: precalentamiento, calentamiento e igualación, hasta alcanzar la temperatura de laminación de 1,150 °C.

        Una vez terminado el proceso de recalentamiento de la palanquilla, comienza el de laminación que, dependiendo del producto que vamos a fabricar, nos permite cambiar la forma de la sección, de acuerdo al perfil que necesitamos obtener. Trabajamos con 20 molinos en un tren continuo y sin torsión: los primeros cinco son de desbaste; ocho conforman el tren intermedio y siete (tren de acabado) se utilizan para preparar el producto final. El tren de acabado nos permite  lograr una menor reducción y un mejor acabado final en los diferentes calibres y formas de los productos fabricados.

        Fabricamos angulares de 3/4” a 3”, varilla corrugada y lisa de  3/8” a 1 3/8”, planos de 1” a 4” y cuadrados de 3/8” a 1/2”. El angular necesita pasar por una máquina enderezadora de múltiples líneas, prevista para el enderezado en mantos. La temperatura para enderezar debe ser menor de 100 °C. Luego, para realizar los cortes de seis metros con un sistema automatizado de paquetes, pasa al área donde se empaqueta, fleja, amarra y etiqueta con la marca Intupersa AG. Posteriormente, lo trasladamos a la bodega de producto terminado.